En la actualidad se viene promulgando por las bondades de los negocios electrónicos. Los ejemplos de Facebook, Google, y Amazon hacen que los emprendedores dirijan sus miradas a este sector pensando que con una buena idea serán capaces de emular el éxito de Mark Zuckerberg, de Larry Page y Sergey Brin o de Jeff Bezos.

Lamnetablemente, no se habla de los fracasos, de las buenas ideas que se pierden por una mala ejecución o por seleccionar un mal compañero de viaje, o por dilatar demasiado el lanzamiento de una idea. Técnicas como Lean Canvas pueden minimizar los riesgos y al menos ayudar a decidir si acometer la inversión total o adaptar a las necesidades reales de tu público objetivo.

las buenas ideas que se pierden por una mala ejecución o por seleccionar un mal compañero de viaje, o por dilatar demasiado el lanzamiento de una idea

En una serie de articulos que realizaremos en los próximos meses, vamos a ir acercandonos al negocio digital, para tener las herramientas necesarias para, al menos, tener conocimientos que nos ayudena a tomar decisiones.

Diferencias entre el negocio digital y el negocio tradicional

Hoy en día, cuando hablamos de un “negocio digital” o “negocio electrónico”, nos referimos a aquellas actividades comerciales o intercambios que se producen a través de Internet y que el desarrollo de negocio se produce a través de herramientas digitales, como por ejemplo una página web o red social, entre otras.

Atendiendo a la utilización de este canal se puede distinguir entre:

  • Negocio digital: También denominado e-commerce o comercio electrónico, como aquel negocio basado en la compra y venta de productos y/o servicios a través de Internet, usando como forma de pago medios electrónicos, como por ejemplo tarjetas de crédito o formas de pago específicas como Paypal. Como se puede apreciar ha de existir una infraestructura dedicada para este propósito.
  • Negocio tradicional: Es aquel negocio basado en la compra y venta de productos y/o servicios de forma presencial, es decir, el cliente tiene que acudir al establecimiento físicamente. Este establecimiento puede ser una tienda de barrio, un supermercado o un centro comercial por poner unos ejemplos. También se habla de esta modalidad de negocio cuando la compra se realiza por teléfono, correo postal e incluso un correo electrónico (compra a distancia).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Para más información visita nuestra Política de Privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This