Todas las pequeñas empresas considerán hoy en día la posiblidad de contar con presencia en internet. Esta decisión conlleva una serie de ventajas que van va a  permitir:

  • Mayor visibilidad: actualmente internet está ganando la batalla de la visibilidad frente a otros medios tradicionales. La presencia a través de un negocio digital aportará mayor visibilidad, mejor posicionamiento y nuevos canales de comunicación que, mediante la viralización (que los impactos se multipliquen a modo de infección vírica de un usuario a otro y por acción de este) aumente exponencialmente.
  • Mejor gestión, más velocidad: La implantación de negocios digitales junto a soluciones ERP, genera un mayor control y más eficiente sobre los procesos de la empresa. Así mismo, la capacidad de respuesta aumenta al optimizarse estos procesos.
  • Eliminar barreras y fronteras: un negocio digital no tiene límites geográficos. Se puede vender en cualquier parte del mundo, eliminando barreras idiomáticas a través de espacios multi-idioma y garantizando la calidad y la trazabilidad de los productos.

Cada vez son más las empresas que se incorporan al negocio electrónico bien, adaptándose a la nueva modalidad de negocio conservcomercio electronico - Playplaceando su estructura tradicional o directamente incorporándose a la comercialización online. Según “European Reports 2013 and 2014” de la organización Ecommerce Europe, en el año 2013, España fue el cuarto país de Europa que más facturó a través de negocios electrónicos, alcanzando los 13.000 millones de euros.

La presencia en internet de la pequeña empresa española es más un deseo que una realidad

Todo esto significa que, en nuestro país, una cantidad importante de personas compran en internet, y muchos de ellos, a través de los dispositivos móviles smartphones (móviles inteligentes) y tablets, conformándose la compra a través de estos dispositivos como la de mayor crecimiento, de hecho la penetración de este tipo de dispositivos en España es de las más altas del mundo.

Sin embargo, pese a estos buenos datos acerca del uso de internet por parte de los consumidores españoles, en España tan solo un 16,5% de las PYMEs y las grandes empresas utilizaban canales de venta online a través de Internet en 2013, según este mismo estudio.

Como podemos ver, la presencia en internet de la pequeña empresa española es más un deseo que una realidad y, de ellas depende consolidar las bases de un correcto y fructifero acercamiento a la presencia digital.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Para más información visita nuestra Política de Privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This